Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

El avance imparable de los drones

El crecimiento de los drones es incuestionable, sus posibilidades y usos no dejan de sorprender y cada vez los veremos más aplicados en diferentes disciplinas. En el último CES (Consumer Technology Association) el premio a la innovación recayó en un dron capaz de transportar pasajeros, el Ehang 184 cuyo precio rondará los 300.000 dólares cuando se comience a comercializar.

Igualmente sorprendente es que un aficionado americano que ha creado Drone Sweaters, una línea de jerséis para drones, completamente personalizables cuyo precio ronda los 190 dólares y que además de personalizar la estética aseguran que mejora el rendimiento de la batería al aumentar la temperatura en la que este trabaja, evitando utilizar sistemas internos de calentamiento y alargando la vida de las baterías.

El uso de los drones, cada vez más, facilita el trabajo en muchos ámbitos, ejemplo de ello es el escuadrón de drones de la compañía HEMAV, que colabora con Unión Fenosa Distribución para inspeccionar las líneas de alta tensión situadas en lugares elevados y de difícil acceso, tomando imágenes y realizando análisis términos para detectar puntos calientes de la red, ayudando a prevenir y solucionar problemas con mayor rapidez y eficacia. Otro ejemplo es que posiblemente para este mismo año Canadá empiece a utilizar drones para el transporte, donde se están realizando pruebas en un pequeño pueblo de “Foremost”, Alberta.



La demanda global de RPAS sobrepasará las 44,3 millones de unidades y un valor de mercado acumulado de 85 billones de dólares entre 2017 y 2025. En este sentido la consulta Gatner ha realizado un estudio donde estima que en 2017 se venderán 3 millones de drones y la industria obtendrá 6 millones de dólares de ingresos frente a los más de 2 millones de drones vendidos en 2016 con unos ingresos de 4,5 millones de dólares.

Que la legislación y el control de los drones no avance a la par que el crecimiento del sector es un gravísimo problema y entre otras cuestiones plantean problemas a la seguridad aérea, especialmente a los aviones comerciales, causando daños a las aeronaves, que con frecuencia sufren impactos de aves que no suponen riesgo, pero el impacto de un dron es distinto ya que sus materiales son más duros y resistentes que los huesos.

Muestra del riesgo objetivo que los drones plantean es un estudio confeccionado y distribuido por la Administración Federal de Aviación de los Estados Unidos que aporta 582 informes de incidentes vinculados con drones en el espacio aéreo del mencionado país, entre el 21 de agosto de 2015 y el 31 de enero de 2016, donde un tercio de los incidentes de colisión con aeronaves involucró un avión multi-rotor, y 3 de cada 5 incidentes, tuvieron lugar a 5 millas de un aeropuerto, ocurriendo 9 de cada 10 siniestros por encima de los 400 pies.

El año 2015 registró un evento con un dron, en el que éste paso a 25 metros de un Boeing 777 cerca del aeropuerto de Heathrow (UK) según informó Airprox Board. No es el único caso y también ha sucedido en España, cuando en el mes de mayo de 2016 un Airbus 320 tuvo que esquivar tres drones durante la fase a aproximación al aeropuerto de Bilbao. Los RPAS volaban a unos 900 metros y dentro del espacio aéreo protegido.

Concretamente en España, en el mes de mayo de 2017 ya había contabilizados 2.225 operadores de drones y 71 organizaciones de formación aprobadas, habilitados por la Agencia Estatal de Seguridad Aérea (AESA), lo que supone un número elevado de incógnitas a la hora de saber dónde poder manejar estos aviones no tripulados, por ello Fomento está desarrollando una app, que estará disponible a lo largo de este 2017, que recogerá las zonas del espacio aéreo nacional, por lo que se evitarán posibles incidentes y sanciones. En este sentido, por el momento ya se han abierto 69 expedientes sancionadores y 60 han sido multados, superando los 432.000 Euros.

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario