Compartir en facebook Compartir en google+ Compartir en twitter Compartir en pinterest Compartir en likedin Compartir en WhatsApp

La Guerra Cibernética ya está aquí

¿Podría provocarse una guerra con tan solo un botón? Es evidente que el mundo ha y sigue cambiando y lo hace en una dirección, la tecnológica. La diferencia entre las guerras que conocemos y la guerra cibernética es que en lugar de bombas usas bits y bytes.

Cada vez hay mas tecnología autónoma e inteligente, desde bienes de consumo masivo tales como aspiradoras, coches, drones..., hasta mega maquinas en todas las industrias y para hackear cualquier sistema no necesitas más que ciertos conocimientos y un ordenador o smartphone.

Lo cierto es que en los últimos tiempos nos estamos acostumbrando a leer noticias de este tipo, y como ejemplos de la ultima década cabe destacar, entre otros muchos: 
  • En julio del 2015 se hizo un ciber-ataque contra la página de citas Ashley Madison. 
  • En 2016 el robo de 64 millones en Bitcoins a Bitfinex. 
  • El robo de 81 millones al Banco Central de Bangladés.
  • La oficina de Administración Personal de EE.UU. fue atacada para robar datos personales. 
  • En el 2013 las 1.797 tiendas de Target en EE.UU. fueron hackeadas. 
  • En el 2011 la red de Playstation (Sony) sufrió una gran violación externa 
  • Albert Gonzáles robó más de 170 millones de claves de tarjetas de crédito entre el 2005 y el 2007. 
  • El gusano Conficker afectó a decenas de millones de usuarios de Windows. 
  • El robo de información de unos 500 millones de cuentas de sus usuarios de Yahoo. 
Con el tiempo todo lo que usamos tiende a convertirse en “inteligente”, “autónomo” o simplemente inalámbrico y esto nos ayuda a ser más eficientes (o vagos y tontos, según como se mire), pero al igual que tiene su lado bueno, también tiene su lado malo.

¿Estamos seguros que una llave electrónica es más segura que una llave de toda la vida? ¿O que un escaner de retina o huella dactilar es más seguro que una clave numérica? ¿Que percepción tenemos sobre todo esto?

La respuesta es sencilla, todo, absolutamente todo lo “inteligente” o que lleve integrado un ordenador puede ser hackeado y controlado a distancia (coches con ordenadores a bordo, drones, smartphones, portatiles, cualquier dispositivo conectado al denominado internet de las cosas...). ¿Esto quiere decir que lo antiguo y mecánico era más seguro? No necesariamente, la diferencia es que antes se necesitaba cierto contacto físico con el objetivo y habilidad y ahora puede hacerse a distancia y con otro tipo de habilidades y conocimientos.

Después de esto, ¿Sois de lo que estáis favor de la tecnología o de los que siguen yendo al banco con la cartilla?

Compartir:

0 comentarios:

Publicar un comentario